Earn money by answering our surveys

Register now!

Reduflación: la nueva estrategia comercial de las marcas para aumentar los precios

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

En esta época de inflación récord, quizás hayas notado algo extraño cuando estás comprando. Tras revisar los carteles de las estanterías, has notado un cambio en el precio y el tamaño de los productos. En este caso, los precios suben pero las cantidades bajan. Esta técnica de pricing, utilizada por marcas como Lindt o Kiri, se llama reduflación, y es una práctica denunciada por varias asociaciones de protección al consumidor como Foodwath France y Codacons. Muchos actores de la industria alimentaria utilizan esta técnica: en este artículo te presentamos a 9.


Resumen


¿Qué es la reduflación? ¿De dónde proviene?

La reduflación es cuando reduces la cantidad de un producto concreto pero mantienes el precio original o incluso lo subes. Es una estrategia adoptada cada vez por más grupos alimentarios, especialmente en tiempos de inflación.

El fenómeno está llamando la atención en 2022, pero no es nuevo; la reduflación lleva a nuestro alrededor más de 20 años. Se ve alimentada de manera remarcable por la inflación, el aumento del coste de las materias primas, y la introducción de impuestos nuevos.

A pesar de su dudoso carácter, ¡es una técnica completamente legal! Aun así, eso no significa que las asociaciones de protección al consumidor vayan a dejar que continúe. Los partidarios de la reduflación se enfrentan a un hecho consumado mientras que la confianza percibida por el consumidor disminuye.


9 ejemplos de productos que tienden a la reduflación

La trufas de chocolate de Lindt

Ampliamente discutido en Francia en las últimas semanas tras el dosier de Foodwatch, se está debatiendo el caso de Lindt. A lo largo de los últimos dos años, las trufas con leche de la marca suiza han ido mostrando gradualmente señales de reduflación. En este caso, las porciones se han reducido de 30 a 24.

Además, el precio del producto también ha cambiado: ha subido un 4% desde 2020. Las consecuencias se notan especialmente en el precio por kilo: +30% en 2 años.

En territorio suizo y alemán: el Color-Rado de Haribo

Haribo y la reduflación: existen métodos diferentes para dos mercados domésticos distintos. En este caso, se pone la atención en los caramelos Color-Rado.

En Suiza, el precio del envase ha cambiado (aumentando, por supuesto). Para ser exactos, las instrucciones de Haribo a los vendedores suizos ahora indica un precio recomendado más alto y, según 20 Minutes, «algunos dulces Haribo cuestan ahora entre un 4% y un 8% más» que antes.

Por otro lado, Haribo ha adoptado un método alternativo en Alemania con un descenso de la cantidad pero sin aumentar el precio. Estamos hablando de 11 caramelos menos por envase de Color-Rado.

El mundo feliz de Haribo, pero sobre todo un mundo más pequeño (fuete: Shutterstock)

Kiri y sus porciones reducidas de queso

También puestos en duda por Foodwatch, Kiri ha recurrido presuntamente a la reduflación para disminuir sus costes de producción. En efecto, la marca decidió a principios de 2021 reducir el tamaño de sus casos. A día de hoy pesan 18 gr, pero las porciones de Kiri eran un 11,1% más grandes hace 18 meses.

En cuanto al precio, Kiri difiere de Lindt ya que no ha tocado el precio de sus productos. Este cambio en el producto solo ha afectado al precio por kilo: +11% desde 2021.

Menos Chocolate Kisses para Hershey

Aunque no son muy conocidos en Europa, los Chocolate Kisses de Hershey son un ejemplo reconocido de reduflación en Estados Unidos. La marca ha adoptado el mismo método que Kiri con el queso, cambiando la cantidad sin alterar el precio del producto.

Melissa Poole, vicepresidenta de relaciones con los inversores de Hershey, llegará a decir:

Hershey está reduciendo el tamaño de sus envases manteniendo un precio similar para mantener a los clientes que solo puede gastar $3 por una bolsa de Chocolate Kisses, en lugar de $5 o $6.

Gatorade elige un cambio de envase

El ejemplo de Gatorade es ligeramente diferente. La bebida energética estadounidense fue acusada de reduflación cuando cambió su envase. Los consumidores estadounidenses, por desgracia, se encontraron con que su bebida favorita había perdido ⅛ de su volumen. Por supuesto, el precio de venta no había disminuido, sino todo lo contrario: ¡era incluso más alto!

Su propietario, PepsiCo, se defendió entonces de cualquier práctica de reduflación. Incluso aseguró que Gatorade tenía planeado este cambio de envase desde hacía años.

La barrita de Dairy Milk de Cadbury también es víctima de la reduflación

Marzo de 2022: en plena guerra de Ucrania, Cadbury recurre a la reduflación en su Dairy Milk.

La barra vio cómo su cantidad disminuía un 10% con un precio de venta sin cambios. Es un caso típico de los efectos de un conflicto con consecuencias globales. Los precios de la energía, los precios de los ingredientes y los costes de la cadena de producción han aumentado recientemente. En cualquier caso, esos son los argumentos utilizados por un portavoz de la marca para justificar esta práctica.

Entendemos que los consumidores también tienen que lidiar con el aumento de los costes (…) Pero, en este entorno tan difícil, hemos tenido que reducir ligeramente el peso medio de nuestras barritas Cadbury Dairy Milk.

Demasiada inflación sin suficiente Nescafé Azera

Nescafé tampoco es inmune a la reduflación para mantener unos beneficios decentes. El café soluble Azera ha sufrido los mismos cambios que las Dairy Milk de Cadbury. Estamos hablando de un descenso del 10% en la cantidad pero con un precio que no se ha movido ni un ápice.

Beth Schubert, cofundadora de Own The Grill, es una de las consumidoras afectadas por este cambio de política producido por Nescafé. Dice que Nescafé admite la reduflación. Se cree que la subida de los precios del grano de café en el último año es lo que ha provocado esta decisión.

Nescafé también es víctima de la subida disparada del coste de materias primas

Domino’s ahorra en pollo

Por último, Domino’s destaca entre las marcas que utilizan la reduflación, y por una buena razón. ya que  la franquicia de comida rápida se está tomando en serio esta opción.

La empresaria estadounidense Charmaine Chan nos asegura a este respecto que no es un caso aislado. Ante la subida de los precios del pollo, las pizzas del restaurador estadounidense contienen ahora menos alitas. En concreto se trata de una reducción del 20% en la cantidad de pollo en una pizza de Domino’s.

Barilla niega cualquier práctica de reduflación

En Italia, Barilla se encuentra en problemas tras las acusaciones de reduflación. En efecto, algunos consumidores han observado que los rigatoni vendidos en distintos momentos no tenían el mismo peso. 454g en comparación con 410g, lo que corresponde a una disminución del 9,7% en la cantidad de pasta para Barilla.

Sin embargo, la marca italiana invoca un argumento técnico para defenderse de tal práctica: el envase de 454g solo se habría comercializado en Estados Unidos, mientras que el de 410g estaría destinado al mercado canadiense.

Los consumidores están muy atentos a estas prácticas de reducción de costes, por lo que las marcas deben ser capaces de dar explicaciones claras y rápidas cuando se les acusa de reduflación.

Los paquetes de pasta Barilla se están volviendo cada vez más discretos

 

Etiquetas: ,

Author: Pierre-Nicolas Schwab

Pierre-Nicolas es doctor en marketing y dirige la agencia de estudios de mercado IntoTheMinds. Sus principales campos de interés son BigData, comercio electrónico, comercio local, HoReCa y logística. También es investigador de marketing en la Universidad Libre de Bruselas y ejerce de entrenador y formador para varias organizaciones e instituciones públicas. Se puede contactar con él por correo electrónico o Linkedin.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *