Earn money by answering our surveys

Register now!

Marketing y publicidad: 5 usos innovadores del código QR [Investigación]

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

El código QR lleva existiendo desde 1994 y a lo largo de los años se ha expandido más allá del contexto industrial para el que se inventó. Los profesionales del marketing han aprovechado las posibilidades ofrecidas por el código QR y han pensado en múltiples aplicaciones. A continuación presentamos 5 campos distintos que han visto la innovación de los códigos QR.


#1: el código QR para comunicarse a gran escala

En Shanghái en 2021, Cygames pilotó 1.500 drones para un espectáculo en honor a su nuevo juego «Princess Connect: Re Dive». Al final del espectáculo los drones dibujaron un código QR gigantesco en el cielo que los espectadores podían escanear para ir directamente a la página de descarga del juego. Seguramente sea el uso más espectacular de un código QR jamás imaginado.

Mira el vídeo que hay más abajo. El resultado fue increíble.


#2: el código QR para pago contactless

El código QR es una manera relativamente nueva de pagar, incluso si resulta menos futurista que los 6 métodos de pago contactless analizados aquí. El código QR como método de pago tiene ventajas muy tangibles. La aplicación Sunday se lanzó como prueba de mano del grupo de restauración Big Mamma y el éxito fue increíble:

  • 15% más de rotación en mesas
  • 5 minutos ahorrados por mesa
  • 30% más barato que otros métodos de pago
  • 10% aumento en la compra media
  • 40% más en propinas

Como resultado, Sunday se ha convertido en una empresa independiente ubicada en Estados Unidos y gestionada por Christine de Wendel. Vale la pena conocer esta historia de éxito francesa. La entrevista con Christine Wendel que hay más abajo te aportará toda la información necesaria.


#3: el código QR para crear una experiencia fitogénica

Durante la cuarentena, el código QR ha demostrado ser un aliado interesante para mantener el vínculo con los clientes. Exponer códigos QR en el escaparate le ha permitido a varias marcas enviar a los clientes directamente a sus páginas de e-commerce.

Es una idea que no se inventó durante la crisis del Covid.

Por supuesto, la famosa operación de Tesco en el metro de Corea del Sur se ha imitado muchas veces, pero no deberíamos ignorar el resto de usos que se les da a los códigos QR en los escaparates de las tiendas. Tal y como puedes ver en el vídeo que hay a continuación, las empresas usaban códigos QR en sus escaparates ya en 2012 para vincularlos con su e-commerce. En aquella época todavía hacía falta usar una aplicación en concreto para leer el código QR pero, desde hace ya unos años, se pueden leer usando la aplicación de cámara de los smartphones, lo cual hace que la experiencia sea más accesible.


#4: el código QR para informar al consumidor

El código QR es una manera sencilla de hacer que tu envase «hable». En la edad de la transparencia, los consumidores atentos lo apreciarán. Es evidente que no podemos esperar el nivel de interactividad propuesta por la realidad aumentada que se usa en las botellas de 19 crimes, pero un código QR puede enviarle al cliente un pequeño vídeo explicando el producto.

Eso es precisamente lo que ha hecho la marca Lactel con su gama «Bio and Engage». Un código QR en el envase que se vincula con un vídeo de un granjero explicando sus actos para producir mejor. Hay varios vídeos disponibles según el código QR. A continuación encontrarás un ejemplo.


#5: el código QR como recurso publicitario

El código QR puede permitirle a una marca que su publicidad sea «interactiva». El ejemplo que hay más abajo de AXA es bastante sencillo, pero da una idea de las posibilidades. Hay un elemento contextual (en este caso la renovación del edificio) que nos permite vincularlo con el producto o el servicio propuesto.

Pero sería una pena limitarse solo a eso. La tecnología puede ir más lejos, tal y como Honda demostró en el lanzamiento de su nuevo Forza. En esa ocasión, Honda lanzó una campaña de visualización digital interactiva. Gracias a la tecnología del reconocimiento facial, el mensaje publicitario podía dirigirse de manera acorde a la edad, sexo y otras características del cliente (ver un ejemplo de GMC más abajo). Añadir el código QR hizo posible reservar una cita en el concesionario y medir la activación de manera directa, lo cual constituye el pequeño Santo Grial para los anunciantes.

Etiquetas: ,

Author: Pierre-Nicolas Schwab

Pierre-Nicolas es doctor en marketing y dirige la agencia de estudios de mercado IntoTheMinds. Sus principales campos de interés son BigData, comercio electrónico, comercio local, HoReCa y logística. También es investigador de marketing en la Universidad Libre de Bruselas y ejerce de entrenador y formador para varias organizaciones e instituciones públicas. Se puede contactar con él por correo electrónico o Linkedin.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *