Earn money by answering our surveys

Register now!

¿Qué es el concepto de saturación en la investigación cualitativa?

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

«Saturación» es un término que aparece a menudo cuando nos interesa la metodología cualitativa, en concreto las entrevistas cualitativas. El concepto de saturación se relaciona con el número de entrevistas a realizar en la investigación cualitativa.

Este artículo define el concepto de saturación en la investigación cualitativa, lo ilustra con un ejemplo, y ofrece un consejo práctico.

Resumen

Definición del concepto de saturación

Tal y como expusieron Marshall et al. (2013) y Guest et al. (2006), el concepto de saturación en investigación cualitativa suele mencionarse a menudo, pero rara vez se define. A lo largo de los años se ha ido convirtiendo en un término vago que debe ser definido con precisión.
Podemos formular la definición del concepto de saturación de distintos modos:

  • El momento en el tiempo en que la recolección de nuevos datos cualitativos no cambia, o cambia muy poco, tu manual de codificación.
  • El momento en el que cada nueva entrevista cualitativa solo muestra datos ya descubiertos previamente.
  • El momento en el rendimiento de tu investigación disminuye. Por ejemplo, cuando cada nueva entrevista constituye una contribución más pequeña que la anterior.

crédits : Shutterstock

¿Cómo medir la saturación?

Resulta razonable decir que, antes de 2006, no se había llevado a cabo ninguna investigación sobre el concepto de saturación en sí mismo. En un artículo que se ha vuelto fundamental en la investigación cualitativa, Guest, Bunce, y Johnson (2006) por fin se atrevieron a abrir la caja de Pandora y abordaron un tema que hasta entonces solo se había tratado de manera superficial.

Los 3 autores querían comprender en qué punto una nueva entrevista ya no ofrecía un conocimiento nuevo. Basándose en la investigación cualitativa llevada a cabo en 2 países africanos (Ghana y Nigeria), midieron el número de nuevos códigos que aparecían en cada grupo de 6 entrevistas (ver gráfico a continuación).

Création des codes au cours des interviews qualitatives (d'après Guest, Bunce et Johnson, 2006)

Creación de códigos durante entrevistas cualitativas (basado en Guest, Bunce, & Johnson, 2006)

Tal y como puede verse, el número de códigos encontrados disminuye cuantas más entrevistas se llevan a cabo, algo que resulta lógico y que ilustra la idea de rendimientos decrecientes. Lo que resulta más sorprendente es la «velocidad» en la que se producen esos rendimientos decrecientes: a partir de la entrevista número 18, los nuevos códigos se vuelven cada vez más raros hasta desaparecer por completo una ver se llega a la entrevista número 36.

Esta conclusión llevo a Marshall et al. (2013) a proponer un esquema resumiendo la situación (ver a continuación). Tal y como puede verse, se marca el primer límite para indicar la saturación (30 entrevistas, línea de puntos), y la idea de un rendimiento negativo se hace visible alrededor de la entrevista número 35.

Nombre d'entretiens qualitatifs à réaliser et survenance de la saturation dans une étude phénoménologique (d'après Marshall et al. 2013)

Número de entrevistas cualitativas a realizar y aparición de saturación en un estudio de investigación fenomenológica(de Marshall et al. 2013)

¿Significa esto que se necesitan 30 entrevistas en todas las investigaciones cualitativas? Aunque muchos investigadores están de acuerdo en ese «número mágico» de 30 entrevistas (ver por ejemplo Baker and Edwards, 2012), otros nos recuerdan con cautela que, a la hora de decidir el tamaño de muestra ideal, deben tenerse en cuenta diversas variables (Morse, 2000).


crédits : Shutterstock

Consejo

En el centro de la noción de saturación está, por supuesto, la pregunta de cuántas entrevistas cualitativas deberían hacerse. No cabe duda de que una investigación sólida, inatacable desde el punto de vista metodológico, debería ir imperativamente más allá de una simple reivindicación del concepto de saturación e intentar, de manera honesta, mostrar que la entrevista n+1 no ofrece nada nuevo respecto a la entrevista n.

Para lograrlo, es imperativo codificar las entrevistas y, una vez más, ignorar estrategias metodológicas débiles que se contenta con tomar notas «en el momento». El tiempo que se pasa preparando y llevando a cabo las entrevistas justifica aprovecharlas al máximo. Si quieres aprenderlo todo sobre en análisis de las entrevistas cualitativas, hemos escrito una guía que puedes encontrar aquí.


crédits : Shutterstock

Fuentes

Baker, S. E., & Edwards, R. (2012). How many qualitative interviews is enough.

Guest, G., Bunce, A., & Johnson, L. (2006). How many interviews are enough? An experiment with data saturation and variability. Field methods, 18(1), 59-82.

Marshall, B., Cardon, P., Poddar, A., & Fontenot, R. (2013). Does sample size matter in qualitative research?: A review of qualitative interviews in IS research. Journal of computer information systems, 54(1), 11-22.

Morse, J. M. (2000). Determining sample size.

Etiquetas: ,

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *