Earn money by answering our surveys

Register now!

Este Youtuber cuenta con 50 millones de suscriptores, y no es una buena noticia

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

Para finales del año 2020, MrBeast, YouTuber con 50 millones de suscriptores, subió un vídeo a la plataforma que, bajo mi punto de vista, es representativo de los males de nuestra sociedad.  Para mí, este vídeo fue realmente ofensivo porque, además de inútil, promueve los valores que destruyen nuestra convivencia. Sin embargo, cuando escribo este artículo, ya ha obtenido 30 millones de visualizaciones.


MrBeast nos ofrece el angustioso espectáculo de nuestras adicciones y lo que las motivan.



¿Quién es MrBeast?

En primer lugar, un pequeño recordatorio para aquellos que no saben quién es. Jimmy Donaldson, su nombre real, es una estrella de YouTube en los Estados Unidos, cuyo primer video se volvió viral y pondría celosos incluso a los fanáticos más incondicionales del las artes escénicas. En este video, que ha acumulado más de 20 millones de visitas, MrBeast se está filmando a sí mismo mientras cuenta hasta 20,000,000, así hasta 24 horas.

Mr Beats compte jusqu'à 100000

Desde entonces, como nos recuerda este retrato publicado por Bloomberg, cada uno de sus videos ha superado las 20 millones de visualizaciones y se han gastado 34 millones de horas de visualización cada mes en su canal de YouTube. Has leído bien. Cada mes, se dedican 34 millones de horas a ver sus videos, el equivalente a 50 vidas humanas enteras al mes. Imaginen la magnitud. Además, el coste promedio para producir sus vídeos es de 300,000 dólares, empleando para ello a 50 personas entre producción y logística.

Todas estas cifras impresionantes estarían justificadas si los videos en sí estuvieran a la altura, pero lo menos que podemos decir es que el mensaje que transmiten es catastrófico.


El coste promedio de hacer sus videos de YouTube es de $ 300,000, y MrBeats emplea a 50 personas para la producción y la logística.



Por qué los videos de MrBeast son decadentes e insoportables

Debo admitir que no conocía a MrBeats antes de leer el artículo de Bloomberg. Su éxito es increíble y estoy encantado por él, aunque el precio a pagar es muy alto: la degradación de quienes ven sus videos.

Si su primer video aún podía hacer reír a la gente (casi 120 mil comentarios y 1 millón de «me gusta» de todos modos), ¿qué pasa con los siguientes? Aquí hay algunos títulos elegidos al azar:

  • Puse 1,000,000 de luces navideñas en una casa (récord mundial)
  • Abrí un restaurante que te paga por comer en él
  • ¡Le di a la gente $ 1,000,000, pero SOLO 1 minuto para gastarlo!
  • Roba este diamante de $ 100,000 y te lo quedas
  • ¡Presiona este botón para ganar $ 100,000!
  • Sobreviví 24 horas seguidas en el hielo
  • Hice un “Uber” a la gente y dejo que se queden con el coche
  • Llené la casa de mi hermano con baba y le compré una nueva
  • Le di 40 autos a mi suscriptor número 40,000,000
  • Haz que esta persona aleatoria consiga 1.000.0000 de suscriptores

Muchos números, muchos ceros y una cosa en común: la promoción de la ganancia, los valores materialistas y la competencia. Su video navideño (“Puse 1,000,000 de luces navideñas en una casa”) es una obra maestra de este tipo al respecto.


En 15 minutos al día puedes aprender un idioma extranjero. ¿Y en 15 minutos ​​en YouTube?


MrBeast y su millón de luces navideñas

Como se puede ver, a MrBeast le gusta exagerar. En este sentido, ha entendido bien la naturaleza humana, en la que la dosis de dopamina solo vendrá con objetivos por alcanzar cada vez más locos. Esta carrera al exceso se hace jugando con los instintos más bajos del ser humano, y su video navideño nos da una demostración luminosa de ello.

Para este último, MrBeast anuncia haber comprado 3 casas y 1,7 millones de luces navideñas; posteriormente, creó 3 equipos de 2 personas cada uno. El objetivo del juego es simple: el equipo que mejor decore su casa podrá quedársela. El participante más joven tiene 18 años.

Extrait de la vidéo mise enligne par MrBeast sur YouTube pour Noël 2020

Las innumerables luces navideñas se recogen entre las casas. Cada equipo tiene una cantidad determinada de tiempo para decorar «su» casa, lo que resulta en algunas peleas en el montón de guirnaldas. La vida es una lucha, incluso cuando se quiere que “su” casa sea más hermosa que la de sus vecinos.

Extrait de la vidéo mise enligne par MrBeast sur YouTube pour Noël 2020

Los resultados están a la altura del desafío. La iluminación de cada vivienda debe consumir el equivalente a la producción diaria de una central nuclear. En un momento de calentamiento global, este es el mensaje transmitido.

Extrait de la vidéo mise enligne par MrBeast sur YouTube pour Noël 2020

En esta orgía de energía, no olvides suscribirte (ver arriba, esquina superior derecha). Por lo tanto, un equipo ha decidido hacer su decoración sobre el tema … videos de MrBeast. A pesar de este cuento de hadas, les digo de inmediato (alerta, spoiler): no ganarán.

Extrait de la vidéo mise enligne par MrBeast sur YouTube pour Noël 2020

Por fin llega el momento que todos estaban esperando: el veredicto. Los miembros del jurado no son unos cualquiera, ya que son dos Youtubers con millones de suscriptores. Si no los reconoce, son los 2 chicos de la imagen de la derecha: MatPat (13,6 millones de suscriptores, un experto en videojuegos), y Quackity (3,7 millones de suscriptores, un experto en Minecraft). También hay una niña (Damaris) un «suscriptor aleatorio» y, por supuesto, el propio MrBeast (a la izquierda de la imagen).

Notarás la ironía. Por lo tanto, estos 4 productos de YouTube decidirán el resultado de un «concurso» publicado en YouTube. Te ahorraré unos minutos de visualización inútil al revelar los nombres de los ganadores: son los 2 niños de la imagen. El de la derecha tiene 18 años.

Extrait de la vidéo mise enligne par MrBeast sur YouTube pour Noël 2020

MrBeast también tiene un detalle con los perdedores, ofreciéndoles un bonito coche deportivo por valor de 30,000 dólares aunque, a pesar de los esfuerzos de Mr Beast, estos no pueden ocultar su decepción. Al menos, cuando alguien ganaba un coche en “El Precio Justo” estaba feliz. Pero en 2021 los jóvenes se han vuelto muy ingratos.


Conclusión

¿A dónde quiero llegar con todo esto? MrBeast nos ofrece el angustioso espectáculo de nuestras adicciones y lo que las motivan.

Adicción, en primer lugar, a lo más grande, más fuerte, más caro, más hermoso, y así sucesivamente. Hoy en día se necesitan un montón de superlativos para obtener «visitas» y «me gusta». Sin este libertinaje, es imposible captar la atención del usuario de Internet que, como el adicto a la heroína, necesita una dosis cada vez mayor de emoción en YouTube.

Valores. Tienes que hacerlo mejor que tu vecino, gastar más, hacerte más grande o más alto que los demás. El espíritu de competencia ha reemplazado al espíritu de colaboración. El individualismo ha reemplazado el instinto gregario de los primeros pobladores. El otro existe para ser superado, para ser vencido. Ahora es solo un punto de comparación.

Hacer algo sensacional y exagerado es la única razón por la que MrBeast y otros YouTubers existen en el negocio del «entretenimiento». Por un lado, explotan los defectos del ser humano y su sed de dopamina. Por el otro, también influyen en las deficiencias del algoritmo de YouTube, que está calibrado para maximizar las horas pasadas en la plataforma y el contenido adictivo

Excelente manera de comenzar 2021.

 

Etiquetas: ,

Author: Pierre-Nicolas Schwab

Pierre-Nicolas es doctor en marketing y dirige la agencia de estudios de mercado IntoTheMinds. Sus principales campos de interés son BigData, comercio electrónico, comercio local, HoReCa y logística. También es investigador de marketing en la Universidad Libre de Bruselas y ejerce de entrenador y formador para varias organizaciones e instituciones públicas. Se puede contactar con él por correo electrónico o Linkedin.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *