4 octubre 2023 886 palabras, 4 min. read

Streamflation: La inflación también afecta al streaming

Por Pierre-Nicolas Schwab Doctor en marketing, director de IntoTheMinds
La streamflation es el aumento de precios en las suscripciones de streaming debido a la inflación. Los precios se disparan pero, aun así, los suscriptores permanecen. Aunque la consolidación es inevitable, y las empresas como Netflix, Disney, etc., ya están haciendo recortes drásticos.

Existe la reduflacción, y después está la streamflation, que es una inflación aplicada a las suscripciones de streaming. La streamflation refleja el cambio en el modelo de negocio de streaming, donde hemos entrado en una nueva era de madurez. Esta rápida evolución del mercado del streaming es un resultado directo de la inflación que estamos experimentando, y llevará a una consolidación de dicho mercado tras una fase de expansión desenfrenada.

IntoTheMinds lleva a cabo tu investigación de mercado: contacta con nosotros

Streamflation en datos

  • Tendencias de precios para los servicios de streaming en Europa
    • YouTube Music: De 9,99 euros a 10,99 euros (+1 euro)
    • YouTube Premium: De 11,99 euros a 12,99 euros (+1 euro)
    • Spotify: de 9,99 euros a 10,99 euros (+1 euro)
    • Amazon Music Unlimited: De 9,99 euros a 10,99 euros (+1 euro)
    • Disney+ (nueva oferta Premium): De 8,99 euros a 11.99 euros (+3 euros)
  • Tendencias de precios para los servicios de streaming en EE.UU.
    • Disney (opción sin anuncios): De $6,99 a $13,99
    • Hulu: $17,99 (sin precio inicial)
    • Netflix (opción básica): De $9,99 a $15,49
    • Otros servicios (Peacock, NBCUniversal, Paramount Plus, Max): Aumento de $1 o $2
  • Efecto del aumento de precios en el número de suscriptores
    • Disney+ tras un aumento de casi el 40%: el 94% de los usuarios siguieron siendo leales a pesar de un aumento de $3.
  • Cambios en los trabajadores de las empresas de streaming
    • Disney: reducción en 7.000 trabajadores
    • Spotify: reducción del 6% en personal, o casi 600 puestos
    • Netflix: reducción en casi 500 asociados

Streamflation: los clientes siguen siendo leales a pesar del aumento de precios

Desde el principio de Netflix y la creación del streaming, el mercado ha pasado por cambios competitivos importantes. Por decirlo con sencillez, el Covid ha hecho madurar el mercado en tiempo récord, volviendo codiciosos a los competidores de Netflix. Desde la guerra en Ucrania, el mercado ha entrado en una fase de consolidación acelerada; en solo 3 años ha pasado por una evolución que, bajo circunstancias normales, le habría llevado 10 años.


En solo 3 años ha pasado por una evolución que, bajo circunstancias normales, le habría llevado 10 años.


Los competidores de Netflix al principio se lanzaron a una carrera frenética por adquirir clientes, llevados por el deseo de multiplicar las suscripciones por hogar. En Estados Unidos, cada hogar tiene una media de 4 suscripciones y, en Europa, ese número pasó del 1,5 al 3 entre 2020 y 2022. El efecto del Covid queda claro.

Los precios de la suscripción ya subieron a finales de 2022 y en su momento nos preguntamos cuáles fueron los riesgos y los impulsores del crecimiento. Curiosamente, la tasa de cancelación es bastante baja. El 94% de los clientes de Disney+ han seguido siendo leales a pesar de una tasa de subida del 40%. Esto hace eco de nuestro análisis sobre el temido efecto del modelo de negocio de las suscripciones. Los suscriptores se olvidan de ellas, y las cancelaciones voluntarias siguen siendo mínimas. Así que es decir que los beneficios de Netflix llegarán a récords en 2023 es una apuesta segura. Después de todo, hasta 2022 era la única empresa de streaming que obtenía beneficios.


Streaming Disney

Consolidación a la vista: Disney al frente

Esta fase de expansión les ha costado enormes sumas de dinero a las empresas de streaming. Querían reclutar una masa crítica de clientes a toda costa vendiendo las suscripciones por debajo de su coste. La fórmula funcionó de maravilla, con Disney+ obteniendo más de 100 millones de clientes en un tiempo récord. Pero ha llegado el momento de la verdad. Los costes se estaban disparando, la rentabilidad era negativa, y los accionistas querían resultados. En el tercer trimestre de 2023, Disney+ informó de una pérdida de 512 millones de dólares. La filial de streaming de la Walt Disney Company había perdido mil millones de dólares en 2022.


Walt Disney anunció una inversión récord de 60 mil millones de dólares… en parques temáticos.


Es lógico que Walt Disney anunciara una inversión récord de 60 mil millones de dólares… en parques temáticos. El negocio es rentable, a diferencia del streaming, y no nos sorprendería ver una desinversión de la filial de streaming. Disney ya ha anulado 7.000 empleos, y es seguro decir que Disney+ verá cambios mínimos en contenido durante los próximos años. Por otro lado, los precios seguirán aumentando siempre y cuando la tasa d cancelación siga siendo baja.


streamflation empresas

Streaming: empresas en busca de economías

Una cosa es segura: todas las empresas de streaming buscarán ahorrar dinero. Ya lo hemos visto en Spotify, que ha anulado 600 puestos de trabajo, y en Netflix, que ha hecho redundantes a 500 asociados. Todo debe racionalizarse.

Los catálogos de contenido, fundamentales para mantener a los suscriptores, seguramente sigan siendo el centro de enormes inversiones, pero serán menores que en años anteriores. Los departamentos de soporte seguramente sean los que más sufran. En Netflix, a pesar de la importancia de las recomendaciones del algoritmo, tememos que ha llegado el momento de un intenso desarrollo de nuevas funcionalidades. Los modelos Large Language (LLM) están sacudiendo el mundo de las recomendaciones hasta tal punto que algunos se preguntan si los modelos basados en machine learning siguen siendo realmente necesarios.



Posted in Marketing.

Publique su opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *