Earn money by answering our surveys

Register now!

Espíritu empresarial: 7 diferencias fundamentales entre mujeres y hombres

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

Crear un negocio es una aventura compleja, y la investigación que llevamos a cabo con 840 emprendedores europeos muestra que existen diferencias fundamentales relacionadas con el género. Esto afecta a la dinámica del espíritu empresarial femenino. Hombres y mujeres no crean negocios del mismo modo, lo cual tiene consecuencias prácticas en sus oportunidades de éxito.

En este artículo, revelamos los resultados de nuestra investigación y esbozamos soluciones para hacer frente a estas diferencias. Si eres periodista y te gustaría usar algunos de nuestros datos u obtener más información, no dudes en contactarnos a través del teléfono +32 2 347 45 86.

Resumen

Estadísticas: las diferencias en el espíritu empresarial entre hombres y mujeres

  • Hombres y mujeres tienen distintas motivaciones cuando se trata de convertirse en emprendedores. La actividad preparatoria principal entre las mujeres es la formación específica (61,7% contra 54,2%). Su creación de negocios es menos oportunista, puesto que solo el 20,1% de ellas afirma haber identificado una oportunidad en el mercado (en comparación con un 32,7% en el caso de los hombres).
  • No existen diferencias fundamentales en el apoyo que reciben hombres y mujeres. La mayoría de los emprendedores no buscan ayuda (aproximadamente el 44%). Los contables siguen siendo el principal punto de referencia, y las organizaciones de apoyo a los emprendedores atraen a menos de 1 de cada 10.
  • Hombres y mujeres no se preparan para el lanzamiento de su negocio del mismo modo. La actividad preparatoria en las mujeres es formación específica (43,3% contra el 31,8% en los hombres), mientras que los hombres buscan clientes potenciales (45,8%) y redactan un plan de negocio (42,5% contra 34,6% en las mujeres).
  • La investigación de mercado es llevada a cabo por 1/3 de los hombres y un 1/4 de las mujeres.
  • El 82,5% de las mujeres crean sus negocios solas (en comparación al 69,8% de los hombres).
  • Los hombres consideran que son mucho más emprendedores que las mujeres (84,7% de los hombres contra el 72% de las mujeres).
  • Los hombres tienen mucha más confianza en el futuro que las mujeres (48,2% de las mujeres contra el 64,7% de los hombres).
  • Los hombres muestran una confianza claramente mayor en el éxito de sus empresas que las mujeres: 72,4% contra un 65,3%.
  • Entre los emprendedores, hay muchas más mujeres sin empleo que hombres sin empleo: 25,9% contra un 16,9%.
  • En comparación con los hombres, las mujeres tienen 3 veces menos probabilidades de haber probado suerte anteriormente en la aventura de crear un negocio: solo el 5,3% de las mujeres habían creado una empresa en el pasado en comparación con el 18,4% de los hombres.

analysis banner

Análisis

Este estudio revela las diferencias significativas que existen entre los emprendedores femeninos y masculinos. Aunque podía esperarse que las motivaciones para crear una empresa serían distintas entre hombres y mujeres, nuestro estudio ha descubierto que las diferencias son todavía más profundas; afectan tanto al marco de referencia de la actividad empresarial como a la personalidad.

Estos factores se suman unos a otros y, al final, pueden considerarse como obstáculos para las emprendedoras.

Además de la falta de confianza que hay entre las mujeres en comparación con los hombres, las emprendedoras muestran también características que conllevan la probabilidad de reducir las oportunidades de éxito de las empresas creadas:

  • Es más probable que las mujeres sean emprendedoras en solitario y que se asocien menos que los hombres
  • Solo 1 mujer de cada 20 tiene experiencia anterior como emprendedora (en comparación a 1 de cada 5 entre los hombres).
  • Las mujeres tienen menos experiencia profesional en el momento de crear sus empresas.

El viaje de los emprendedores está lleno de dificultades. La resiliencia es nombrada a menudo como una cualidad esencial para lograr el éxito y, con una perspectiva más prosaica, para la supervivencia de la empresa. Saber cómo rodearse de personas es vital para superar las dificultades en el camino y evitar rendirse cuando se trata de emprendedores solitarios.

Creemos que debería llevarse a cabo una labor real para que las mujeres sean conscientes de la importancia de no actuar a solas. El uso de asesoramiento externo debería hacerse más accesible, al igual que la búsqueda de un socio.

Algo así haría que se pudiesen reunir más competencias en torno al proyecto y detectar sus fortalezas y debilidades en las fases previas (especialmente a través de una investigación de mercado y con el plan de negocio, dos aspectos que las mujeres usan en menor medida que los hombres).

1. Hombres y mujeres tienen distintas motivaciones para convertirse en emprendedores

motivations of women and men entrepreneurs to start their businessLa primera lección de esta investigación es que las motivaciones para crear un negocio dependen del sexo del emprendedor. Se distinguen dos diferencias significativas:

  • La principal motivación de las mujeres es la búsqueda de autonomía y flexibilidad. Dicha motivación es casi 3 veces más alta que las que ocupan la segunda y tercera posición.
  • Las mujeres también se sienten menos motivadas que los hombres al identificar una oportunidad en el mercado. Existe una diferencia de más de 12 puntos entre hombres y mujeres.

2. Apoyo: una debilidad estructural sin importar el sexo

accompaniement of entrepreneurs men and women who want to start their businessLa falta de apoyo afecta a ambos sexos. La mayoría de los hombres y mujeres no cuentan con compañía en la creación de sus negocios.

En cuanto a las emprendedoras, la tabla a continuación muestra que el apoyo que reciben es incluso más débil. Las mujeres recurren todavía menos a los contables (34,9% en comparación al 38,7% de los hombres) y asesores externos (14,5% en comparación con el 19,2% de los hombres).

Esta falta de apoyo seguramente ya se vea reflejada en los números relacionados con las actividades previas a la creación de la empresa (ver siguiente párrafo).


3. Las mujeres tienen más probabilidades de formarse que los hombres

activities carried out by entrepreneurs men and women before launching their businessEs un conocimiento bastante extendido que, antes de crear un negocio, uno debe prepararse. Lo que muestra nuestra investigación es que los emprendedores masculinos y femeninos no se cualifican del mismo modo; mientras que los hombres buscan principalmente clientes en potencia, las mujeres se forman. Por ejemplo, el 43,3% siguen una formación específica para el sector en el que realizarán su actividad en el futuro, y el 21,2% recurren a formación como gestoras. En comparación, solo el 31,9% de los hombres buscan formación específica.

Los demás tipos de preparación son más comunes entre los hombres que entre las mujeres: redactar un plan de negocio, realizar una investigación de mercado, buscar financiación pública, encontrar un socio.

¿Cómo podemos interpretar estos números?

Objetivamente, el nivel educativo de las mujeres que compusieron nuestra muestra es igual al de los hombres. Hasta podemos decir que las mujeres de nuestro ejemplo cuentan con mayor formación, ya que el 71,2% cuentan con un título universitario en comparación al 68,2% de los hombres.

La respuesta a esta pregunta es compleja, y creemos que es una combinación de los factores que explicaremos más abajo.


4. Las mujeres sienten menos confianza que los hombres

He aquí otra sorpresa que ha aportado esta investigación: las mujeres sienten una confianza claramente menor que los hombres.

¿Se trata del síndrome del impostor, o de una tendencia natural hacia la cautela? El hecho es que las mujeres son más reservadas que los hombres cuando se les pregunta sobre sus posibilidades de éxito; el 72,4% de los hombres dicen sentir confianza o mucha confianza en su éxito, mientras que solo el 65,3% de las mujeres responden de ese modo.

confidence of men and women entrepreneurs in the success of thir firm

Lo mismo puede decirse cuando se pregunta a las mujeres sobre su confianza en el futuro. El 64,7% de los hombres muestran confianza o mucha confianza en el futuro en comparación con el 48,2% de las mujeres.

confience of men and women entrepreneurs in the future

Esta falta de confianza podría explicar la necesidad de más formación.


5. Las mujeres que empiezan su propio negocio tienen, de media, menos experiencia que los hombres

La experiencia laboral es el otro factor explicativo que planteamos. Tal y como se ve claramente en el gráfico que hay a continuación, las mujeres que inician su propio negocio tienen menos experiencia profesional que sus contrapartes masculinas. El 34,1% de las mujeres tienen más de 10 años de experiencia en comparación al 47,1% de los hombres.

Years of professional experience of entrepreneurs women and men when starting their business

También queremos destacar que el porcentaje de mujeres con menos de 3 años de experiencia profesional es casi 12 puntos más alto que el porcentaje de hombres (37,5% contra 25,7%).

Objetivamente, las mujeres también tienen menos experiencia como emprendedoras. Casi el 95% de ellas están creando una empresa por primera vez en comparación con el 81,6% de los hombres.

Percentage of first-time entrepreneurs among men and women

Esta falta de experiencia podría ser un factor principal en la necesidad de las mujeres de formarse de manera adicional.


6. Las mujeres emprendedoras solo pueden contar consigo mismas

Las mujeres tienen más números de ser emprendedoras en solitario que los hombres. El 82,5% de las mujeres son emprendedoras en solitario (en comparación al 69,8% de los hombres) y tienen solo la mitad de probabilidades de tener un socio respecto a los hombres (12,4% contra 22,9%). Puesto que se apoyan exclusivamente en sí mismas, sienten una mayor necesidad de una formación especializada.

number of associates at the time of form creation


7. Se perciben menos «emprendedoras» que los hombres

Una última posible explicación yace en la perspectiva que tienen las mujeres de su «espíritu emprendedor». Cuando se les pregunta al respecto, las mujeres emprendedoras perciben que tienen un espíritu emprendedor menos intenso que el de los hombres. Resulta paradójico como poco ya que, a fin de cuentas, todas las personas a las que se encuestó poseían su propio negocio.

meadure of entrepreneurial spirit among men and women entrepreneurs

¿Por qué iban a dudar las mujeres de sus habilidades?


Metodología

Se realizó una encuesta online entre el 2 de abril de 2021 y el 24 de junio de 2021 a 840 creadores de empresas en Europa.

La encuesta se llevó a cabo en asociación con IFJ (Suiza), Formalizi (Francia), UCM (Bélgica), y Hub.Brussels (Bélgica).

358 mujeres y 482 hombres contestaron a la encuesta, es decir, una distribución de 42,6% / 57,4%.
El 29% de los encuestados habían creado su empresa antes del Covid, y el 71% después.
El 33,2% de los encuestados habían creado su empresa antes del Covid, y el 66,8% después.

 

 

Tags:

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *