Earn money by answering our surveys

Register now!

Experiencia del cliente: El Museo Lavazza, un ejemplo a seguir

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

Para un museo, crear una experiencia del cliente innovadora resulta un elemento esencial para el éxito. Así que, aunque no acostumbro a hablar de mis vacaciones, considero imprescindible hablarte de mi visita al Museo Lavazza en Turín, Italia. Cuando se trata de la experiencia del cliente e interactividad, el Lavazza lo tiene todo pensando. Y cuando la experiencia del cliente es excepcional, la satisfacción de este está destinada a seguir sus pasos.

Si solo tienes 30 segundos

El Museo Lavazza en Turín está dedicado a los más de 100 años de historia de este emblema del éxito italiano. El museo ofrece al cliente una experiencia personalizada gracias a diversos dispositivos digitales que se activan a través de un chip RFID colocado bajo el vaso que te dan en la entrada. La visita concluye con una experiencia multisensorial: un resumen personalizado de tu visita gracias a la información registrada a través de la conexión del vaso, seguido de una cata con la guía de un barita absolutamente encantador.


Una exhibición interactiva gracias a un chip RFID

Cuando compres las entradas para el Museo Lavazza, también te darán un vaso. Al principio creí que lo usaría para distintas catas, pero me equivocaba. Bajo la taza se oculta un chip RFID que activa distintos dispositivos interactivos durante la visita. Solo tienes que colocar el vaso en los espacios ofrecidos para iniciar un vídeo, un proyección, hacer una fotografía, o interactuar con los dispositivos de vídeo.

lavazza museum rfid

Al situarla en esta mesa, la taza equipada con el chip RFID activa una pista de sonido y una animación en una pantalla.

La exhibición, por lo tanto, incluye partes fijas (como por ejemplo la cronología de la marca) y partes interactivas que se activan con la taza, por lo que los visitantes pueden elegir componer su visita según sus intereses personales y profundizar más en ciertas partes activando los distintos dispositivos que se ofrecen precisamente con ese objetivo.

lavazza brand history

Dispositivos interactivos para personalizar la visita

El tour está dividido en 5 salas dedicadas a la gloria de Lavazza y a su genio en el mundo del marketing. El negocio se inició en 1895 con 50 liras, y se ha convertido en un emblema de Italia en todo el mundo. La exhibición recorre los hitos en el desarrollo de la marca a través de objetos y productos de distintos periodos. Puedes aprenderlo todo sobre el cultivo y la fabricación del café, y dos pantallas deslizantes te permiten descubrir más sobre cada paso en el proceso de enlatar y embotellar el café (ver vídeo a continuación).

La segunda sala está dedicada a las máquinas de la marca y presenta un grandioso prototipo de una máquina de cápsulas de la década de los 80. ¿Quién habría pensado que se podría encontrar la premisa de una revolución en el consumo del café tan atrás en el tiempo?

lavazza museum torino coffee machines

En la tercera sala hay una furgoneta «barista» equipada para servir el mejor café en la Italia más profunda.

lavazza museum barista truck

Tour completo por las campañas publicitarias de Lavazza

Una escalera lleva a los visitantes al piso superior, donde les espera una cuarta sala que sigue las invenciones publicitarias de Lavazza.

lavazza adveritsing history

Encontramos 2 personajes principales de la marca muy concretos: Caballero y Carmencita (creados en 1957), conocidos por todos los italianos con 50 años o más.

lavazza museum Caballero Carmencita

Caballero y Carmencita, dos personajes icónicos de la marca Lavazza creados en la década de los 50.

Por último, el museo contiene una agradable sorpresa teñida de nostalgia. Además de contar con las 2 figuras gigantes, el visitante también puede hacerse una fotografía entre Caballero y Carmencita. Al colocar la taza interactiva en las pantallas ofrecidas con ese objetivo, se pueden hacer fotografías a través de una serie de webcams. Podrás inmortalizar este momento mientras estás sentado en una taza gigante o en un escenario lleno de nubes que recuerda a la serie de anuncios de «Lavazza en el paraíso» lanzados en 1995.

lavazza museum paradise advertising

El decorado de nubes te permitirá inmortalizar tu visita como si fueras un actor en el anuncio «Lavazza en el paraíso».


Una experiencia del cliente multisensorial

Antes de entrar en la última sala, te espera una experiencia visual además de un resumen de tu visita. Pon tu taza en la pantalla interactiva para revisar tus fotografías y visualizar los momentos interactivos en los que has participado.

La quinta sala es donde las catas esperan a los visitantes. Emidio, el barista, te espera para saborear distintos tipos de café. ¡Y si tu visita se produce al final de la tarde, tendrás la oportunidad de experimentar un delicioso cóctel con café frío y sirope de canela absolutamente espléndido!

lavazza museum barista

La última parte del Museo Lavazza está dedicado a una cata. El barista, Emidio, te espera para apreciar las sutiles diferencias que existen entre distintos cafés.

 

 

Etiquetas:

Author: Pierre-Nicolas Schwab

Pierre-Nicolas es doctor en marketing y dirige la agencia de estudios de mercado IntoTheMinds. Sus principales campos de interés son BigData, comercio electrónico, comercio local, HoReCa y logística. También es investigador de marketing en la Universidad Libre de Bruselas y ejerce de entrenador y formador para varias organizaciones e instituciones públicas. Se puede contactar con él por correo electrónico o Linkedin.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *