Earn money by answering our surveys

Register now!

Transformación digital: concepto, modelos y ejemplos

Earn up to 50€ by participating in one of our paid market research.

Register now!

Oímos hablar mucho del tema, ¿pero de qué trata la transformación digital? La digitalización de negocios y de sus prácticas nos permite responde a los retos actuales:

  • Colaboración (con las distintas entidades de la estructura, con los proveedores, por ejemplos).
  • Concienciación y comunicación (alrededor de la marca, de sus productos y servicios).
  • Experiencia del cliente o usuario.

Este artículo destaca los conceptos asociados con la transformación digital del negocio y ofrece ejemplos de medios y prácticas implementadas.

Resumen

crédits : Shutterstock

La definición de transformación digital

La transformación digital usa cualquier tecnología digital que le permita al negocio mejorar sus procesos, prácticas, y rendimiento para impactar de manera positiva a aquello que lo rodea. Este concepto se encuentra en un movimiento perpetuo que tiene principio pero no fin.
La transformación digital puede ser la transición del papel al archivo digital, pasar de rellenar formularios y peticiones en papel a hacerlo con documentos digitales, la automatización de procesos específicos, la integración de una inteligencia artificial, y machine learning. Resumiendo, podemos llevar a cabo una transformación digital del negocio a distintos niveles.

Intelligence artificielle et deeplearning

crédits : Shutterstock

Pero siempre conlleva una evolución en la estructura de las prácticas (Vial, 2019), afectando a su entorno (trabajadores, procedimientos, estrategias, proveedores, compradores, clientes, expectativas…). La transformación digital también es un conductor de innovación (Vial, 2019) que busca cubrir mejor las necesidades del consumidor (experiencia del cliente, experiencia del visitante, experiencia del usuario, lealtad) y asegurar una mejor colaboración entre los distintos actores (empleados, filiales, proveedores).

Esta transformación se lleva a cabo de manera más efectiva cuando se hace transversalmente dentro de las estructuras (Matt, Hess et Benlian, 2015). Se trata de asegurar la linealidad y la estandarización de las prácticas dentro de la empresa para simplificar la comunicación, colaboración, y el apoyo a la imagen de la marca y a la cohesión corporativa.

Matt, Hess, y Benlian (2015) describen 4 dimensiones comunes para la mayoría, y puede que incluso todas, las estrategias de transformación digital:

  1. El uso de tecnología: la actitud del negocio hacia las nuevas tecnologías y su habilidad para usarlas.
  2. Cambios en la creación de valor: el impacto de esas herramientas digitales en la cadena de valor del negocio y su núcleo empresarial.
  3. Cambios estructurales: son la base de las acciones y procesos de un negocio y, por lo tanto, deben virar hacia una transformación digital.
  4. Aspectos financieros: son la fuerza conductora detrás de la transformación digital y actúa como un freno. En cualquier caso, deben tenerse en cuenta de cara a la transformación digital.

Los autores visualizan las interacciones de esas 4 dimensiones bajo la forma de una flecha cuyo cuerpo son los aspectos financieros, intrínsicamente ligados a la creación de valor y a la estructura del negocio, que deben cambiar y avanzar hacia la transformación digital y el uso de tecnologías.

¿Qué incluye?

  • Esto significa que los negocios deben permanecer activos y atentos ante la emergencia de nuevas tecnologías.
  • Deben ser flexibles y ágiles en sus prácticas con el objetivo de implementar dichas tecnologías.
  • Deben desarrollar prácticas de gestión del cambio para simplificar la adopción de tecnologías y prácticas dentro de su estructura.

Crédito: Shutterstock

Las fases de implementación de la transformación digital

Analizar prácticas establecidas en la empresa

Antes de llevar a cabo ningún cambio, es esencial comprender los procesos establecidos. También es vital medir de la efectividad y definir las dificultades que se han encontrado los distintos actores. Presentar «puntos dolorosos» es una manera magnífica de comprender los límites de las prácticas existentes, y también ayudará a definir los problemas a solucionar a través de la transformación digital.

Llevar a cabo una investigación en profundidad

Esta investigación debería cubrir las herramientas digitales disponibles que permitirían solucionar los problemas definidos anteriormente. El conocimiento del mercado es, efectivamente, fundamental para obtener una implementación eficiente de las nuevas prácticas digitalizadas.

Informar a las personas involucradas en la transformación digital

Esto incluye implicar a los trabajadores en la definición de objetivos y aumentar la concienciación de la transformación digital y el cambio de las prácticas. Es una fase de iniciación al cambio.

Crear una ruta

La ruta debe integrar los objetivos a alcanzar dentro de la estructura. Estamos hablando de la definición de la estrategia global relacionada con la transformación digital, la cual tendrá que integrar varios puntos: los objetivos globales y estratégicos, las herramientas digitales, los objetivos específicos de las distintas herramientas a implementar. La ruta debe detallarse con el objetivo de simplificar la planificación e implementación de las nuevas prácticas.

Armonizar los procedimientos y canales internos y externos

Es cuestión de transformar la estructura a nivel interno y transponer ese cambio a las prácticas externas (hacia los clientes y proveedores, por ejemplo).

Formar equipos

Debemos formar a los empleados en los nuevos procesos, tanto internos como externos. Por otro lado, esto les permite a los accionistas comprender las últimas prácticas y asegurar su efectividad. Resulta interesante definir y comunicar con quién contactar en caso de que los usuarios encuentren dificultades.

Implantar las herramientas nuevas

Por lo tanto, es posible planificar distintas fases de integración para evitar los cambios drásticos. Estos puntos y técnicas de implementación deben definirse dentro de cada estructura.

Evaluar los resultados

Por supuesto, será necesario medir los resultados de los cambios en las prácticas y de la transformación digital que se ha iniciado. Lo más remarcable es que esto nos permitirá definir problemas que se han solucionado y en cuáles hay que seguir trabajando.

Algunos ejemplos de Indicadores Clave de Rendimiento (KPI)

  • Indicadores de agilidad como por ejemplo el tiempo que pasa entre la toma de decisiones y la implementación de herramientas y soluciones digitales.
  • Indicadores del cliente que giran en torno a la lealtad, la experiencia, la retención, y la satisfacción.
  • Indicadores relacionados con el desarrollo de la estructura o negocio, como pueden ser nuevas fuentes de ingresos, diferenciación respecto a los competidores, etc.
  • También deben considerarse indicadores operacionales como la productividad, rotación de personal, costes de los sistemas, efectividad y eficiencia de procesos y prácticas, etc.

Ejemplos relacionados con la transformación digital

Créditos: Fotografía  de Surface en Unsplash

Se ha producido un excelente ejemplo de transformación digital fruto de la crisis sanitaria y la dominancia del teletrabajo y el aprendizaje a distancia. Ya sean escuelas, universidades, o centros de formación, las prácticas de enseñanza han cambiado drásticamente desde 2020. Esas estructuras han tenido que pasar por una súbita transformación digital para poder presentar su oferta, ya sea a través de videoconferencias, con la implementación de plataformas de e-learning, trabajo compartido online, etc. En Francia, las prácticas de digitalización relacionadas con la formación han pasado a ocupar un papel central en los centros de formación: deben asegurar cierto nivel de informatización en su oferta para obtener la certificación QUALIOPI (certificación estatal que permite a las organizaciones recibir subvenciones específicas).

Las marcas más conocidas tienen una presencia definida en las mentes y ojos de sus consumidores y en lo que ven en su día a día. Nike es un ejemplo excelente de transformación digital que ha impactado marcadamente tanto a la marca como al negocio. Desde los procesos de la cadena de suministro hasta el rediseño de su estrategia de e-commerce e identidad de marca, Nike ha abordado una transformación digital fundamental con los siguientes objetivos:

  • Asegurar una experiencia de cliente online mejor.
  • Usar los datos de los clientes con más eficiencia.
  • Crear oportunidades de asociación eficaces.
  • Y muchos más.

 

Esta agilidad en concreto ha permitido que Nike florezca durante la crisis sanitaria de 2020 con su publicidad, su presencia online, y sus innovaciones.

Fuentes

Matt, C., Hess, T., & Benlian, A. (2015). Digital Transformation Strategies. Business & Information Systems Engineering, 57(5), 339–343.
Vial, G. (2019). Understanding digital transformation: A review and a research agenda. Journal of Strategic Information Systems, 28, 118-144.

Etiquetas: ,

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *